REVIEWS LIVE

MOON4

29 ABRIL - A AUTENTICA, BELO HORIZONTE

MOONSPELL EN BRASIL

El 1 de noviembre de 1755, Lisboa fue golpeado por uno de los terremotos más grandes de la historia. El fenómeno causó tsunamis y numerosos incendios, en los que murieron entre 10.000 y 100.000 habitantes del barrio de Lisboa y provocaron cambios profundos en la vida del país en su conjunto.

Este evento de proporciones bíblicas fue la inspiración para el álbum homónimo de Moonspell, el más importante nombre del escenario del heavy metal lusitano, que se encuentra en Brasil para la gira de divulgación de "1755". El último domingo, después de 15 años, la banda volvió a Belo Horizonte para un concierto en la Auténtica, casa de shows ubicada en la región centro-sur de la ciudad y que ya recibió bandas como Sabaton y Pestilence, entre otros.

Cuando el reloj marcaba las 21hr, faltando 20 minutos para que el show comenzara, la casa aún se encontraba vacía, pero mucha gente se aglomeraba fuera, esperando la hora para entrar. Esto hizo que quien llegó más temprano pudiera acomodarse cómodamente - dentro de lo posible claro - cerca del escenario.

En el momento en que el vocalista Fernando Ribeiro subió al escenario con una lámpara y prácticamente recitó "Em Nome do Medo" antes de que el resto de la banda formada por el baterista Miguel Gaspar, el tecladista Pedro Paixão, el guitarrista Ricardo Amorim y el bajista Aires Pereira dieran inicio a la pancadería con la pista título de su último álbum. Por la próxima hora y media Moonspell pasearía por su larga discografía con énfasis, claro, al álbum que motivó la gira.

MO7

Los principales triunfos de Moonspell, además de su popularidad dentro del género son el cantante Fernando y el hecho de que él es portugués, lo que facilita enormemente la comunicación con el público. Fernando es bastante carismático y teatral, lo que añade bastante a la presentación de la banda. Durante todo el show se comunicó con el público, elogiando, contando historias y agradeciendo a los que allí asistieron.

Los demás miembros de la banda, a pesar de agitar bastante, no poseen el mismo carisma y se restringen a hacer su trabajo y exhiben bastante competencia en sus instrumentos, además de aquella energía características de bandas de heavy metal adeptas a un sonido más "pesado".

Alternando canciones clásicas con material más reciente, el show tuvo su culminación casi al final, cuando, en la clásica "Alma Mater", Fernando bajó del escenario para cantar parte de ella en medio del público. Al final de ésta, dijo que el show estaba llegando a su fin, que iban a tocar la última canción, pero que eso era una tontería, ya que todo el mundo sabía que volvería al bis. La primera parte del show fue cerrada con la versión sombría que Moonspell hizo para “Lanterna dos Afogados”, de Paralamas do Sucesso.

Poco después de haber salido del escenario, el grupo vuelve para "Everything Invaded", "Mephisto" y la clásica "Full Moon Madness", encerrando el segundo pasaje de Moonspell por la capital minera, a la que Fernando se refirió como "la capital del metal en Brasil". En un pasado lejano sí, Fernando, Belo Horizonte realmente tenía ese título. Hoy, sin embargo, la cosa no es así.

MO8

En la despedida, dijo esperar que no tardará una década y media para que la banda regrese a la ciudad. Un deseo compartido por cada una de las personas que allí estuvo.

A ejemplo del show de Pain of Salvation, el público no llenó la casa de conciertos, pero la presencia aquí fue mucho mejor. Otra coincidencia con respecto al show de los suecos fue el hecho de que también había un niño en la platea. "Acompañada de los padres ella -o él, no conseguí divisar de donde estaba- presenció todo el show con un sombrero de lobo, una referencia a varios de los álbumes de Moonspell. Si se convertirá en una fan del mismo estilo musical de los padres? Sólo el tiempo lo dirá.

Reseña escrita por Daniel Seabra.
Fotografías gentileza de Alexandre Guzanshe.



comments powered by Disqus