REVIEWS CD

Junio 2018

DEAD CITY RUINS - "Never Say Die" - 2018
8.5 / 10

DEADCITYRUINSViniendo desde Australia, Dead City Ruins espera estar a la altura de la reputación del país de producir audaz hard rock. Su tercer y nuevo álbum, Never Say Die, sin duda les ayudará a obtener la atención que merecen, y seguramente complacerá a los fanáticos de otros actos de retro-rock como Rival Sons y Blackberry Smoke. Tras haber realizado giras de apoyo con Skid Row, Orange Goblin y Mastodon, la banda parece estar en el camino correcto para llegar a un público ávido de revivir el hard rock de los 70 con una dosis extra de bengala y buen humor. Estos chicos tocan rock'n'roll como si sus vidas dependieran de ello.

Y en cierto sentido, realmente lo hace, como explica Jake Wiffen, el cantante de la banda; "En 2015 vendimos todo lo que teníamos, todas las posesiones, compramos vuelos a Europa y viajamos allí durante 10 meses seguidos. Eso fue difícil, pero increíble. De vuelta en Australia, gastamos todo el dinero que ganamos en este álbum. Realmente rodamos los dados en este caso. Queríamos un gran productor que supiera lo que hacía y que conociera la industria de hoy, no de los años ochenta. Su trabajo era ayudarnos a hacer que estas canciones fueran lo más grandiosas posible, sin importar el costo".

Grabado en Melbourne, Never Say Die comienza como un álbum de rock, con un gran riff vintage que muestra pasión, poder y alma. La producción es excelente y, por supuesto, los tonos de guitarra se remontan a mediados de los años setenta. El primer corte "Devil Man" alterna la pesadez de Black Sabbath con las armonías de Thin Lizzy y termina con una nota alta de Wiffen y una brisa amenazante que por supuesto no fue planificada, y alude a la espontaneidad de las sesiones de grabación de esa época, donde notas y sonidos no deseados ingresaron al producto final en los álbumes.

La canción número dos "Bones" tiene un poco más de cadencia y peso, y aquí es donde las voces son las que más recuerdan a los días de gloria de Ozzy. Si tienes alguna duda al respecto, mira el video de esta canción, donde Jake incluso luce una camisa de manga con borlas, muy parecido al que solía usar Ozzy en su primera temporada con Sabbath.

"Dirty Water" viene a continuación, con un coro de llamadas y respuestas que sonará increíble con una multitud atractiva de cualquier tamaño. "Rust and Ruin" es una balada intensa donde el bajo toma la vanguardia, perfecto para un show en vivo. En este punto es obvio cuán orgánico suena este álbum y cómo se escriben todas las canciones con el propósito de sonar grandioso en el escenario. Es casi como si lo hubieran escrito teniendo en cuenta lo grande que se esfuerzan por convertirse.

"The River Song" es un título que se ha usado muchas veces en la música rock, y este en particular parece tener una referencia a “For What It’s Worth" de Buffalo Springfield. El comienzo suena como algo escrito en las profundidades de Louisiana, y pronto evoluciona en un rockero teñido de los 90, donde Jake explora un lado diferente de su voz. El solo de guitarra aquí también se destaca en comparación con los otros números en el mismo lanzamiento, y esta canción no sonaría fuera de lugar en el álbum de The Cult de mediados de los 90. "We Are One" devuelve el peso a la vanguardia, y el estruendoso bajo y el riff de la guitarra nos recuerdan de nuevo a algo que podría estar en Sabbath Bloody Sabbath. "Destroyer" tiene una atmósfera y riffs al estilo de Zeppelin, y un gran uso de charles que se hizo famoso por John Bonham. "Raise Your Hands" incluso tiene a Zeppelin en la letra, con una mención a "Misty Mountain Hop". El cierre "Lake of Fire" es una balada desgarradora, que muestra el lado más suave de la banda, antes de evolucionar en otro riff infundido por Zeppelin acompañado de voces arenosas y un gran final de los procedimientos.

La banda ha recibido elogios de Skid Row y Ugly Kid Joe por su implacable actitud en el camino, y el esfuerzo puesto en el nuevo álbum es palpable. Desde la producción crujiente hasta la tapa, que imita fielmente el desgaste del anillo que se encuentra en las viejas cubiertas de vinilo, cada caja está marcada. La mayoría de las canciones aquí están por debajo de los cuatro minutos, lo que la convierte en una experiencia auditiva agradable. Tres álbumes, y las señales de que Dead City Ruins han encontrado su propio nicho musical definitivamente se están mostrando. ¡Los fanáticos del hard rock de los 70 no se sentirán decepcionados!

Realizado por Andrés Constanzo.



Tracklist:

01. Devil Man
02. Bones
03. Dirty Water
04. Rust And Ruin
05. The River Song
06. We Are One
07. Destroyer
08. Raise Your Hands
09. Lake Of Fire

Formación:

Jake Wiffen - Vocalista
Tommy Tbone - Guitarra
Sean Blanchard - Guitarra
Nick Trajanovski - Batería
Matthew Berg - Bajo



Más información:
https://www.facebook.com/deadcityruins/