ENTREVISTA A RAMDOM REVENGE

ZUBEROA

En el marco del lanzamiento del album debut de la banda colombiana Random Revenge, concretamos una entrevista, para saber esos detalles que se esconden trás un primer album... RANDOM REVENGE nos cuenta sobre el proceso de grabacion del disco, su opinion sobre la escena colombiana y su experiencia de compartir con grandes bandas internacionales en tierras cafeteras.

HL: Muchas gracias por la oportunidad de realizar esta entrevista, como se encuentran?

RR: Muy bien, a ustedes muchas gracias y a Headbangers por abrirnos el espacio.

HL: ¿Cuando nace Random Revenge y como deciden cual es el camino que van a tomar dentro de la cantidad de géneros que se manejan en el metal?

RR: La historia de la banda tiene sus primeras raíces en el año 2011 cuando Didier (Cárdenas, guitarrista) y Alex (Londoño, batería) empezaron a componer las primeras canciones de la banda. Por suerte no se desanimaron luego de intentar con varias formaciones sin resultado, luego aparecieron Sergio Rueda y Fernando Triviño para llenar las plazas de guitarrista y bajista respectivamente. El 2 de enero apareció Fabián (Beltrán, vocalista) y con él se completó la formación, empezamos a trabajar como Random Revenge y a componer nueva música que completó lo que se venía haciendo.

RR: La elección del estilo no fue del todo intencional, fue algo que decidimos a raíz de notar hacia dónde apuntaba el sonido de las primeras composiciones. Nos gusta tocar muy rápido, muy pesado, que las canciones tengan mucha intensidad y eso nos lo ofrece el thrash metal. Por otro lado el thrash en un género que permite un campo de acción amplio sin desdibujarse. Es tan thrash D.R.I. como lo es Heathen, Coroner o Slayer y son cuatro bandas diametralmente diferentes, de manera que podíamos incorporar otras influencias sin pretender hacer fusiones que es un cliché muy común en las bandas nacionales.

HL: Ustedes son una banda que proviene de Facatativá, ¿cómo fueron estos primeros años y como es el movimiento metalero en esta ciudad?

RR: Estos dos años han sido de mucho aprendizaje personal y para Random Revenge como banda. Haber nacido en una ciudad pequeña plantea muchos retos que siempre estuvimos dispuestos a superar y creo que ese es uno de los aspectos en que lo hemos hecho bien, nunca hemos dejado que eso nos limite de ninguna forma porque sabíamos que nuestra música podía competir de igual a igual con bandas de cualquier parte del país. A Facatatívá le debemos habernos acogido en estos inicios, habernos dado una casa y un público que llevamos en el corazón en cada tarima a la que acudimos.

RR: Hablar de escena en Facatativá es un poco difícil por lo limitados que son los espacios para tocar, hay algunas bandas buenas que tocan esporádicamente, pero no hay un circuito que sustente shows frecuentes y eso complica las cosas. Pero sin duda hay bandas guerreando y haciendo buenas cosas, queremos pensar que es una escena en desarrollo. Por cómo se han dado las cosas el paso natural para nosotros era radicarnos en Bogotá como banda pero Facatativá siempre será importante para Random Revenge.

HL: ¿Siendo una banda colombiana alguna vez han pensado cantar en español o por que deciden solo centrarse en un idioma extranjero para dar su mensaje?

RR: Sí lo hemos contemplado y no es una opción que esté descartada, eventualmente podría ocurrir con alguna de las canciones nuevas. El castellano es un idioma hermoso, pero muy difícil de manejar a la hora de componer por los acentos y lo largo de las palabras. Elegimos el inglés por un tema práctico, por la flexibilidad gramatical y la tendencia monosilábica. Todo eso nos permite escribir mejores letras, capitalizar las ideas de una canción de una forma más precisa. Por otra parte creemos que dividir la música por idiomas resulta sectario y chovinista. El inglés por demás no es ajeno a mucha gente de esta parte del mundo y de muchos otros lugares, de modo que nos abre un espectro mucho mayor.

HL: Si bien en Bogotá el movimiento metalero es amplio, ¿cómo fue la recepción de su música cuando aún no tenían ningún disco en su haber y hasta ahora empezaban a promocionarse?

RR: Fue muy positiva, sacar un disco autogestionado no es nada fácil pero fue un objetivo clarísimo desde el primer día. La clave en nuestro caso fue tocar mucho en vivo, concursar en varias partes, mostrar nuestro trabajo desde la tarima más pequeña hasta otras más renombradas, siempre con la misma energía y respeto por la gente que asistía a vernos.

RR: En Colombia puedes encontrar cientos de ejemplos de bandas que llevan muchos años y nunca han editado un larga duración, o que graban un demo y permanecen con él durante toda su historia. Con todo y el disco y el éxito que ha tenido sentimos que recién comenzamos, hace apenas dos años largos que estamos en esto y hay muchísima gente que no nos conoce todavía, por eso el trabajo que queda es enorme. Venimos del sótano, nadie nos ha regalado nada y aun hay mucho por hacer, nos preparamos a diario para afrontar eso y que Random Revenge siga creciendo.

HL: La puesta en escena que maneja Random Revenge en vivo es muy fuerte y con un valor agregado que es escaso dentro del sub-genero en que se mueve la banda, el cual es el ataque de Esteban como frontman ¿qué influencias tiene y por que toma esta actitud en vivo?

RR: Muchas gracias, aunque creo que es solo mi deber ponerme al nivel de lo que ofrecen los demás y lo que hace de Random Revenge algo especial, no veo en ello un valor agregado sino una parte integral de lo que somos como banda. El rock y el metal como pocas expresiones musicales requieren toda una actitud que nos gusta llevar a escena, y por momentos es un tema de coherencia. Componemos música rápida e intensa, no podemos salir y solo pararnos a tocar y aunque quisiéramos hacerlo sencillamente disfrutamos tanto de lo que hacemos que es fácil dejarse llevar y que la gente se contagie de esa fuerza que plasmamos en escena. Es algo natural.

RR: En cuanto a las influencias son innumerables. En lo personal creo que bandas como Venom, Mercyful Fate, Exodus, Black Sabbath, Nazareth, Thin Lizzy, Slayer, Judas Priest y un etcétera infinito me han influido de manera irreversible. Amamos esa teatralidad, el virtuosismo en equilibrio con la fuerza pura, y eso lo puedes ver en cada instrumento de la banda.

HL: Después de compartir escenario con bandas tan diferentes y grandes como Havok o más recientemente Sabaton e innumerables bandas nacionales, ¿qué ha tomado la banda de estos momentos para sí misma y que puede haber ganado?

RR: Es difícil cuantificar lo importante que ha sido la experiencia de compartir escena con bandas nacionales tan importantes al igual que las extranjeras que mencionas. De cada banda tratamos de tomar lo mejor, incluso de los errores propios y los que observas en los demás, y hemos adoptado a la autocrítica como una forma de trabajo que nos permita crecer. Hay cosas que solo la experiencia enseña, no existe una fórmula mágica o un manual para poner en marcha un proyecto como Random Revenge, todo se reduce al acierto y error y todo eso hace parte del encanto.

RR: La valiosa oportunidad de abrir para bandas internacionales es algo con lo que nos sentimos muy agradecidos, es un privilegio para que el que nos hemos preparado y por suerte la respuesta ha sido la mejor, pero como decía antes sea un concierto pequeño o en un gran escenario siempre salimos a dar lo mejor de Random Revenge.

HL: Ustedes este año sacaron a la venta su primer álbum, producido en Soundtech Studios junto a Sander Bermúdez ¿cómo fue esta experiencia?

RR: A la hora de barajar las propuestas para grabar el disco sentimos que Sander era la persona indicada para el trabajo y por suerte las expectativas de trabajar con él fueron superadas. Algunos estudios en Colombia graban y entregan sus trabajos por puro trámite y nos cuidamos de eso porque sabíamos el potencial de las canciones del disco pero con una grabación cualquiera Justice of Chaos podía pasar desapercibido o peor aún, perjudicar la credibilidad que habíamos estado consiguiendo con el show en vivo.

RR: En Sander encontramos a un guía exigente, una visión externa que siempre es necesaria, más viniendo de alguien que ha trabajado con tantas bandas históricas para el metal hecho en nuestros país. Fue un proceso largo y difícil en el que pasas de la frustración al total entusiasmo en solo instantes, fue muy enriquecedor haber sobrepasado los obstáculos y llevar al álbum al punto que queríamos, con sus virtudes y defectos, se trata de un disco llamado a hacer historia en el nuevo metal colombiano y en ese aspecto creemos que está bien encaminado. A Sander le estaremos agradecidos siempre por habernos aportado toda su experiencia para que Justice of Chaos sea lo que es, a la vez que nos planteó nuevos retos de cara a futuras grabaciones, siempre hay cosas que queremos mejorar.

HL: ¿Cómo es la experiencia de compartir como banda y como personas las vivencias que han tenido, dado a que desde su constitución Random Revenge no ha tenido cambios en su formación?

RR: Yo diría que ha sido una de las mejores partes de todo esto. Encontrar buenos músicos para conformar una banda es difícil, pero lo es mucho más encontrar personas que entiendan el proyecto, que estén dispuestos a aportarle, que quieran jalar para el mismo lado y al tiempo sean personas con las que te lleves bien y con la que quieras compartir tiempo. Somos buenos amigos y como amigos vivimos todo lo que nos está ocurriendo, pero en los momentos en que hay que rectificar el camino separamos la amistad de los asuntos de la banda. Tratamos de mantener una comunicación muy abierta y eso ha permitido confiar más los unos en los otros. Así como no te agradan cosas de tus padres o tus hermanos supongo que pasa igual cuando tienes una banda, pero lo que hemos construido juntos es mucho más grande que cualquier diferencia que exista entre nosotros.

HL: El 20 de junio salió a la venta en una primera edición con copias limitadas el álbum “Justice Of Chaos” que es su carta de presentación, ¿cómo fue la recepción por parte del público?

RR: Ha sido realmente increíble, siempre hubo confianza pero manteníamos las expectativas moderadas porque nunca se sabe cómo va a reaccionar la gente, en general pueden tener una opinión opuesta a la tuya y estuvimos preparados para eso también. Pero muy por el contrario la respuesta ha superado los cálculos y nos ha enseñado que cuando el producto es de calidad son muchas las personas que hacen el esfuerzo de comprar el disco y darle sentido a todo el esfuerzo que implica sacarlo y promocionarlo. Estamos felices y agradecidos por esa respuesta y nos encontramos gestionando para poder distribuirlo fuera de Colombia.

HL: El nombre del álbum y el diseño de la portada donde vemos una mano con sangre lanzando 3 dados nos demuestra una vez más, que para ustedes vivimos en un mundo lleno de desorden y en el cual no hay ninguna justicia real ni equitativa ¿cuál es ese mensaje definitivo que nos quieren dar con este álbum?

RR: El concepto de la justicia está íntimamente ligado a las percepciones que la sociedad tiene de lo que es bueno o malo, y por ahí mismo está emparentado con la venganza, más de lo que la gente está dispuesta a aceptar. La aplicación de la ley es en términos punitivos de alguna manera la venganza de un Estado en contra de quien se atreve a transgredir sus reglas. No ha sido nunca nuestra intención llevar mensajes positivos a través de lo que hacemos y Justice of Chaos más que un mensaje busca abrir interrogantes, retar al oyente a enfrentar su propio lado oscuro y violento, un lado que los seres humanos tenemos por naturaleza y que nos ha llevado a destruirnos unos a otros por siglos.

HL: Este álbum cuenta con 8 cortes en los que durante 47 minutos ustedes nos cuentan cómo y por qué terminaremos autodestruyéndonos, entre guerras biológicas y la rebelión en contra de un estado o incluso como terminaremos siendo y aceptando al mal. ¿Cómo se construyó el orden del álbum y como realizan la creación de las canciones?

RR: Tanto para la creación de una canción como lo que fue armar este disco siempre pensamos en la estructura, evitamos que se hagan cosas al azar en ese aspecto porque creemos que una canción o un disco es como una frase, si no la dices de forma ordenada nadie va a entender lo que quisiste decir.

RR: Justice of Chaos empieza con Final War que habla sobre lo que ocurre cuando a esa naturaleza violenta le agregas el elemento del poder político y militar, y el tema continúa con Cataleptic State visto desde la perspectiva de nuestra pasividad ante situaciones del poder que nos atañen directamente pero que preferimos ignorar. Eso nos lleva al papel de los medios que se trata en Weapons of Mass Paranoia para luego dar un viraje a visiones más íntimas de la violencia como Random Revenge y Bringer of Disgrace. Finalmente está March of the Guilty que habla de lo que mencionas, la manera como al final el mal triunfa en una apoteosis de la que nadie podría escapar. Existe un orden y nos gusta poder contarle sobre esto a la gente, algunos tal vez lo noten, pero muchos otros no, es bueno tener oportunidades como esta de arrojar luces sobre cosas que no están tan a la vista y que son importantes en nuestro arte.

RR: La creación de una canción de Random Revenge es un proceso bastante largo que compartimos los cinco. Algunas ideas nacen en la sala de ensayo, otras vienen previamente trabajadas, se prueban, se descartan o se aprueban, pero tratamos de que cada cosa tenga un porqué y sea relevante dentro de la canción y esté regida por ciertos lineamientos para no desdibujar el estilo, es un equilibrio difícil de encontrar porque queremos consolidar nuestro sonido pero a la vez intentar cosas nuevas que mantengan las cosas interesantes para nosotros y para la gente.

HL: ¿Dentro de las tantas presentaciones que ya ha tenido la banda, ustedes nunca han pensado en contribuir en algún disco de una banda con un género similar o que algún miembro de otra banda este en un próximo disco suyo?

RR: Con Justice of Chaos recién salido no hemos pensado en eso todavía. Por supuesto que hay muchos músicos de quienes nos encantaría tener una colaboración o servir a alguno de sus proyectos, y si es algo atractivo y necesario sería interesante. Por ahora todos estamos centrados en Random Revenge pero cada uno tiene intereses artísticos diferentes que podrían derivar en algún tipo de proyecto alterno en el futuro, nunca se sabe.

HL: ¿A futuro cuales son los planes de Random Revenge, que presentaciones se vienen y que noticias podemos esperar los fans, de su sonido particular y muy bien acoplado?

RR: La salida del disco y la respuesta al mismo han abierto un montón de oportunidades y caminos que en este momento estamos valorando. Por ahora vienen dos conciertos en Medellín, uno en septiembre y otro en octubre junto a nuestros héroes, Exodus. Estaremos en Tocancipá el 4 de octubre, y en diciembre en el Festival del Diablo junto a grandes leyendas de la música como Carcass, Brujería, Inquisition, Día de los Muertos y Reencarnación. Poder promocionar nuestro álbum de esta manera es una oportunidad que nos llena de emoción y gratitud. Como te contamos hace rato estamos gestionando con disqueras fuera de Colombia para que Justice of Chaos llegue a muchas partes del mundo, esperamos que haya noticias en ese aspecto en los próximos meses.

HL: Por último, ¿les gustaría dejar un saludo?

RR: A toda la gente que lee Headbangers Latinoamérica un saludo de fraternidad en el metal, gracias a todos los que nos apoyan y aprecian nuestro trabajo, sin ustedes nada es posible. A todos los que todavía no han escuchado a Random Revenge una invitación muy especial para que se acerquen a nuestras redes sociales y conozcan lo que hacemos, es un trabajo honesto en el que cualquier adepto del metal se va a sentir en casa sin importar el género que prefiera. Nos vemos pronto, mil gracias a todos y a Headbangers por el espacio, stay metal!

Entrevista realizada por Juan Aros

Más información:
https://www.facebook.com/randomrevenge





comments powered by Disqus